Nostalgia

Ayer mientras buscaba fotos en mi teléfono di con estas de verano… es increíble como una simple foto te puede inspirar cosas, traer recuerdos y hacer pensar.

Sobre todo esto último.

El tiempo pasa volando…pasa volando y lo desaprovechamos.

Desaprovechamos demasiados momentos. Momentos en los que deberíamos mirar de frente a quien tenemos delante y sin embargo nos pasamos el rato con el móvil en la mano esperando a hablar con alguien que se encuentra quizás a miles de kilómetros…

¿Os habéis parado a pensar qué pasaría si fuese la última vez que estáis viendo a esa persona?

Habríamos estado mirando una pantalla, unas letras al fin y al cabo y habríamos perdido la oportunidad de decir cuánto le queremos, cuánto nos gusta disfrutar de su compañía, tomar un café juntos, dar un paseo, hablar de nuestros problemas, alegrías, de darnos un beso, acariciarnos, ¿Y todo para qué?

Cuando mi tío falleció repentinamente, siempre le di vueltas a un suceso que viví con él. Fue un enfado, pero un enfado tonto. Estaba en casa preparándoles a mi madre y a él un pescado al horno y una mayonesa casera. Ellos se habían ido a tomar algo y llegaron muy tarde, y el pescado que había preparado con ilusión se había enfriado. Me fui a sacar a mi  perra para despejarme de mi “enfado” y cuando volví se habían acabado la cena. Ese fue mi estúpido enfado, que llegaran tarde y que se comieran toda la cena… y ante mi espectáculo ¿qué hizo él? Tratar de hacerme reír con chistes  y abrazarme…No me mereció la pena. Estaría esperando con el pescado congelado si hiciese falta por oír una vez más uno de sus chistes…Pero ya de nada me vale.

Mirando estas fotos he pensado en el verano, tres meses me separan de él. He cambiado tanto física como mentalmente. Llevo el pelo más corto (mucho), he aprendido más cosas sobre mi carrera, he reído, he llorado, me he estresado, me han hecho daño diciéndome que soy “muy mayor” para estar estudiando y luchando por lo que me hace feliz…

He echado de menos el verano.

Lo peor de todo, es que durante el verano, estaba deseando que se acabase para “hacer algo con mi vida”, porque estaba aburrida, y ahora deseo que vuelva a empezar, y disfrutar del tiempo para mi, para mi familia y mis amigos, para todos los que hacen que yo sea yo.

Nunca estamos donde queremos, nunca queremos a la persona con la que estamos.

BASTA YA.

Nos empeñamos en querer lo que no tenemos, en estar donde no estamos, en escribir por una pantalla, en disfrutar de lo que no estamos viviendo… y nos perdemos cosas tan preciosas que tristemente sólo apreciamos cuando ya no las tenemos. Me niego a desperdiciar cada minuto de mi vida pensando en futuros inciertos o personas lejanas. Quiero disfrutar cada momento con intensidad, con quien sea, donde sea, cada momento es especial.

El paso del tiempo es ineludible… ¿lo vamos a dejar pasar sin más?

Blusa: Zara.

Falda: H&M.

Collar: Dealz.

Anillo: Comprado en Perú.

12 comentarios en “Nostalgia

  1. Rafael Haas

    Hermoso, al final de todo cuando uno lee textos inspiradores, como estos, siempre termina dándose cuenta que todo en la vida se consigue por esfuerzos propios, aunque claro está que muchas veces hay personas a nuestro alrededor que nos dan empujoncitos para que un paso se transforme en un salto, también hay quienes molestan, pero al final de la vida si ponemos a la gente buena y la gente mala en lados opuestos de la balanza siempre las bondadosas son las que tienen más peso aunque a veces sean menos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s